Page 23 - NE392
P. 23

tal forma que se puedan comprobar todos los parámetros necesarios pa- ra afirmar que los equipos pueden realizar su función en caso de nece- sidad, debiéndose elegir el momento adecuado para realizarlos, de forma que estas pruebas no comprome- tan la seguridad de la planta. Es por ello que estos procedimientos han ido evolucionando a lo largo de la vida de funcionamiento de la planta, mejorándose tanto desde el punto de vista operativo como de medi- ción y registro de los resultados de las pruebas.
Estas pruebas, denominadas esfas (Engineered Safety Feature Actuation System), y su ejecución, supone uno de los hitos más importantes durante la puesta en marcha de la central, tras la parada de recarga de com- bustible.
En estas pruebas los principales equipos a verificar son:
• Generadores diésel de emergen- cia, y sus secuenciadores de car- gas asociados.
• Conjunto de equipos de salvaguar- dias tecnológicas que tiene señal de actuación por inyección de seguridad y/o pérdida de poten- cia eléctrica exterior, y secuencias combinadas.
Ya desde el inicio de la operación de la central nuclear de Ascó se di- señaron una serie de procedimientos que contemplaban todas las exigen- cias de verificación incluidas en las Especificaciones de Funcionamiento.
Según fue avanzando la operación comercial de la planta, y conforme se fueron desarrollando nuevos sistemas de verificación, estos procedimientos, que engloban las pruebas ESFAS, se han visto expuestos a un continuo pro- ceso de mejora, con el objetivo princi- pal de verificar, de la forma más fiable y segura, que todos los equipos de se- guridad funcionan según los requisitos de diseño. Comprobando la actua- ción de los equipos de salvaguardias por señal de inyección de seguridad (IS), perdida de potencia exterior (PPE) y ambas señales combinadas.
Las principales verificaciones que han de recoger los procedimientos de las ESFAS, son las siguientes:
• Los generadores diésel, después de recibir una señal de arranque auto- mático por IS o PPE, son capaces de arrancar, acelerar y alcanzar la velocidad, frecuencia y tensión nominal en menos de un tiempo determinado.
• Ante una señal de PPE sin IS, se produce la desenergización de las
barras de alimentación de emer- gencia y el desacoplamiento de las cargas de emergencia de di- chas barras. Los generadores diésel arrancan automáticamente y ener- gizan las barras de alimentación de emergencia y dan energía a las cargas conectadas automáti- camente mediante la secuencia de pérdida de potencia exterior (SPPE), escalonada con intervalos de cinco segundos, y, mantenien- do en todo momento la tensión y la frecuencia dentro de sus márge- nes de diseño. Una vez comproba- da la actuación de la secuencia de PPE, comprobamos que ante una señal real de IS, se produce el desacoplamiento de las cargas de emergencia de dichas barras y se conectan las cargas asocia- das al secuenciador de inyección de seguridad (SIS), escalonadas en intervalos de cinco segundos, y, manteniendo en todo momento la tensión y la frecuencia en sus már- genes de diseño.
• Ante una señal de IS sin PPE, los generadores diésel arrancan, al- canzando las condiciones nomina- les, y permanecen en operación en previsión de una PPE posterior, sin acoplar a su barra de emer- gencia asociada. Comprobando que las cargas conectadas per- manentemente permanecen ali- mentadas desde la red exterior y las cargas de emergencia se co- nectan a través del secuenciador de inyección de seguridad (SIS), escalonadas en intervalos de cin- co segundos y energizadas des- de la red exterior. Adicionalmente, una vez comprobada la actuación de la SIS, comprobamos que ante una señal real de PPE se produce la desenergización de las barras de alimentación de emergencia y el desacoplamiento de las cargas de emergencia de dichas barras. Los generadores diésel acoplan y energizan las barras de alimenta- ción de emergencia y dan energía a las cargas conectadas automá- ticamente mediante la secuencia de inyección de seguridad (SIS), escalonadas en intervalos de cinco segundos, y, manteniendo en todo momento la tensión y la frecuencia dentro de sus márgenes de diseño.
• Los generadores diésel deben man- tener las condiciones de tensión y frecuencia en las situaciones ante- riores, así como en condiciones de sobrecarga durante determinados periodos de tiempo, todo ello de acuerdo al diseño de los mismos, y
•
realizándose pruebas de rechazos de carga.
Se comprueban los diferentes equipos y sistemas de salvaguar- dias tecnológicas, como son:
– Señales de la instrumentación de actuación de las salvaguardias tecnológicas.
– Sistemas de refrigeración de emergencia del núcleo (ECCS).
– Sistemas del recinto de conten- ción: sistemas de aislamiento, refrigeración y rociado del re- cinto de contención.
– Vías de suministro de ácido bó- rico.
– Sistema de agua de alimenta- ción auxiliar.
– Sistemas de agua de servicios y de refrigeración de las salva- guardias tecnológicas.
– Sistemas de ventilación y filtrado de emergencia de diferentes edificios.
Operación
Como se ha señalado anterior- mente, la necesidad de realizar estas pruebas cada parada de recarga viene dado porque no se pueden realizar en operación a potencia, ya que en ese momento pueden comprometer la seguridad de la planta. Al realizarse durante la parada, se ha de establecer el mejor momento, de forma que se puedan probar los equipos en las circunstancias más parecidas a las que tendrían en caso de necesidad, comprobando que soportan dichas condiciones, y todo esto dentro de un entorno seguro.
Todos estos procedimientos han ido evolucionando a lo largo del tiempo, realizándose gran número de mejoras, tanto desde el punto de vista puramente procedimental como de equipos de registro y me- dida para la toma y procesamiento de datos.
Todas estas mejoras han redun- dado en una efectividad mayor de la prueba y han tenido como con- secuencia la detección de algunas anomalías, tanto de funcionamiento de equipos como de encontrarse que las verificaciones no eran todo lo completas que debían. La conse- cuencia es que se ha ido ampliando el espectro de parámetros que se utilizan para verificar la correcta ac- tuación de los equipos.
Un avance muy importante ha si- do la modificación de diseño me- diante la cual se ha cambiado el or- denador de la planta “SAMO-Ova- tion” (en adelante SAMO), de forma que el nuevo ordenador cumple con los estándares exigidos por la
NUCLEAR ESPAÑA 23






































































   21   22   23   24   25