Page 24 - NE392
P. 24

ARTÍCULO
industria de monitorización y prueba de equipos ESFAS. Se han diseña- do de forma tal que registra, ya de inicio, las condiciones iniciales de los equipos a monitorizar, para ver si parten del alineamiento correcto es- tablecido en el procedimiento.
Las principales pruebas a realizar bajo la denominación de ESFAS son las siguientes:
• “Prueba de la actuación por Per-
dida de Potencia Eléctrica Exterior (PPE) coincidente con Inyección de Seguridad (IS)”.
• “Prueba de actuación de Inyec- ción de Seguridad (ESFAS)”.
Existen además otras pruebas de
equipos de salvaguardias comple- mentarias a estas, como la prueba de 24 horas de los generadores dié- sel de emergencia, prueba de dis- paros de los generadores diésel y comprobaciones complementarias.
Así, desde el punto de vista pro- cedimental, podemos señalar las si- guientes mejoras:
• Todos los procedimientos que exis-
tían de las ESFAS se han agrupado en dos procedimientos por cada Tren de Salvaguardias.
• Se han empleado, en la elabora- ción de los procedimientos, téc- nicas de prevención del error hu- mano, facilitando el seguimiento y cumplimentación de los diferentes apartados de la prueba.
• La combinación de los dos proce- dimientos por tren permite que se prueben completamente las lógicas de actuación de todos los equipos, reduciendo el número de pruebas complementarias a realizar en equi- pos duplicados. Esto puede ocurrir en sistemas que, por ejemplo, ten- gan dos bombas del 100 % de ca- pacidad. Los nuevos procedimien- tos combinan en las condiciones iniciales estos equipos, verificando toda su lógica de forma completa.
• Durante la realización de las prue- bas de las ESFAS se han detectado diversas verificaciones de equipos incompletas. Estas verificaciones ocurrían generalmente cuando, por ejemplo, durante las pruebas de actuación, al comprobar el es- tado final de equipos, se detecta- ba que alguno no había actuado según lo esperado (alguna bomba que no ha arrancado, o válvula que no ha ido a la posición espe- rada). Así, posteriormente se revi- saba dicho equipo y se reparaba la anomalía detectada. Tras esto, se realizaba una prueba de actua- ción, realizando un puente entre los contactos de los relés de ac-
tuación, lo cual, con posterioridad se detectó que dicha comproba- ción dejaba parte del lazo de la lógica de actuación sin verificar. Tras detectarse esta anomalía pro- cedimental, se recurrió a la gene- ración de unos Procedimientos de Seguridad (PS) de carácter tem- poral o Protocolo de Pruebas, de forma que se realiza una prueba completa del lazo de la lógica. Desde el punto de vista de mejora
en sistemas de medida, el cambio del ordenador de planta (SAMO) ha proporcionado mayor versatilidad a la hora de realizar las comprobacio- nes de las actuaciones correctas de los equipos de salvaguardias.
La posibilidad de generar informes, los cuales proporcionan datos de los eventos, facilita la cumplimenta- ción de los requisitos de vigilancia exigidos por las ETF. Los datos se ge- neran automáticamente al iniciarse el evento. Así, unos determinados sucesos iniciadores (triggers) activan el arranque del registro de los datos mencionados, aumentando la fre- cuencia de medida.
Las señales y eventos iniciadores son:
• 27X-7A: minima tension barra salva- guardias tecnológicas Tren “A”.
• 27X-9A: minima tension barra salva- guardias tecnológicas Tren “b”.
• SM1517K/SM1518K: Inyección de seguridad.
Inmediatamente se registran los
datos de 120 segundos previos al evento, y de 3600 segundos posterio- res al evento.
En el ordenador de planta (SAMO) se ha generado una página para ex- traer los informes de comprobación de las ESFAS, denominada “Menú Generación de Informes”.
Todos los informes de las ESFAS ge- nerados por el SAMO ya vienen pre- sentados como anexos de datos de comprobación de los procedimien- tos de vigilancia, adjuntándose a es- te, y formando parte de los criterios de aceptación de estas pruebas.
Esto ha posibilitado realizar com- probaciones más eficientes y la de- tección de mal funciones que antes eran difíciles de detectar. Así, en la actualidad, se puede verificar:
• El disparo de todas las cargas de emergencia, con su actuación e instante de tiempo en el que se produce y el tiempo transcurrido desde la actuación de la mínima tensión de la barra de emergencia (PPE), suceso iniciado a través de la señal 27X-7A o 27X-9A, dependien- do de la barra de emergencia.
• Actuación e instante en el tiempo en el que se produce la señal de IS, mediante las señales SM1517K o SM1518K.
• El momento exacto de arranque de equipos y posicionamiento de vál- vulas, pudiendo fácilmente verificar que cada equipo ha arrancado en el escalón correspondiente de la secuencia de cargas, tanto de PPE como IS. Así como el tiempo transcurrido desde la señal iniciado- ra, cierre del interruptor de alimen- tación a la barra de emergencia desde el generador diésel para le SPPE o actuación de la señal de inyección de seguridad para SIS. Cada uno de los ocho intervalos
de cinco segundos de las secuencias automáticas de IS y PPE dispone de una señal de inicio de escalón, de- nominada 29AS2/3/4/5/6/7/8 para el SIS y 29AT2/3/4/5/6/7/8 para el SPPE, excepto el 1er escalón Grupo Común.
Esto se ha podido ver recientemen- te en la comprobación del arranque de una de las bombas de refrige- ración de salvaguardias tecnológi- cas. Durante las ESFAS se verificó, en la comprobación del estado final de equipos, que esta bomba había efectivamente arrancado. Sin em- bargo, en el análisis posterior del ins- tante exacto de arranque de equi- pos, se comprobó que esta bomba no arrancó en su escalón, ya que arrancó a los 26 segundos de reci- bida la señal de actuación por IS, cuando debería haber arrancado a los 15 segundos. Gracias a los nue- vos informes proporcionados por el SAMO, se pudo detectar fácilmente la anomalía, comprobándose que la bomba no arrancaba en su esca- lón de 15 segundos por señal de IS y arrancaba, posteriormente, por otra señal distinta de arranque (en este caso por baja presión del sistema).
Como conclusiones, señalar que durante la vida de las centrales se han ido mejorando los procedimien- tos de vigilancia, relativos a la ac- tuación de las salvaguardias tecno- lógicas, gracias a las modificaciones realizadas, de forma que la operativa sea más fluida y aprovechando los alineamientos realizados para poder verificar cuantos más parámetros de funcionamiento mejor. Así mismo, el nuevo ordenador de la planta (SA- MO) permite facilitar la adquisición y procesado de datos, todo ello redun- dando en una mejora a la hora de detectar que los equipos de salva- guardias tecnológicas actúan según lo exigido en las ETF y sus criterios de diseño.
24 Febrero 2018


































































   22   23   24   25   26