Page 7 - NE392
P. 7

En el presente número de NUCLEAR ESPAÑA se pretende dar una visión amplia de ciertos aspectos relacionados con la operación de
las centrales nucleares españolas.
La operación segura de las centrales requiere de un esfuerzo continuo de mejora encaminado a conseguir la excelencia, este esfuerzo implica tanto a los organismos reguladores, los operado- res de las centrales y las empresas que prestan sus productos y servicios en las plantas de gene- ración.
En el primero de los artículos se explica el proce- so de supervisión por el Consejo de Seguridad Nuclear de los procesos de formación del perso- nal con licencia de operación. Se describen las distintas fases del proceso, desde la emisión de la normativa y guías de seguridad, la concesión de las licencias de operación, su renovación periódica, la realización del programa base de inspección, la valoración del impacto sobre la formación de los nuevos análisis de seguridad y de la experiencia operativa, además del segui- miento de las buenas prácticas internacionales.
El artículo de la central nuclear de Almaraz, describe el proceso de Toma de Decisiones Ope- racionales, y cómo se emplea para aquellas decisiones que, potencialmente, pueden afectar a la operación segura de la planta, a su disponi- bilidad y/o a su fiabilidad. Este proceso debe ga- rantizar un análisis riguroso de todas las opciones, valorando las ventajas y desventajas y los riesgos inherentes de cada una de ellas, de modo que la seguridad nuclear sea el criterio prioritario en la opción decidida.
Con respecto a la central nuclear de Ascó, en es- te caso, se detalla el proceso de pruebas (ESFAS) para la verificación de la actuación correcta de los equipos de salvaguardias tecnológicas tras una parada para recarga, además de cómo la realización de estas pruebas garantiza el correcto estado de funcionamiento de los diferentes equi- pos y sistemas de la planta tras una parada para recarga, previamente a su puesta en servicio.
La central nuclear de Cofrentes nos describe en su artículo cómo el enfoque operacional esta- blece las bases del funcionamiento de toda una organización, en todos sus niveles, y debe estar firmemente asentado sobre una política, una misión, unos valores y unas expectativas bien definidas e integradas, en las que primen la se- guridad y la fiabilidad. El enfoque operacional se entiende como una filosofía de trabajo que cuyo alcance a corto plazo se fundamenta en
la vigilancia de parámetros y el seguimiento de tendencias para anticipar acciones que eviten anomalías, y cuya visión a largo plazo se focaliza en el análisis detallado de las incidencias y de sus causas, para así establecer las medidas que eviten su repetición en el futuro.
Detallando un aspecto de la operación de la central nuclear de Trillo; se comenta que el ade- cuado control y ejecución de los requisitos de vigilancia y pruebas periódicas sirve para el cumplimento, tanto de las especificaciones de funcionamiento como de otros documentos fun- damentales de la central. Con lo que se asegu- ra el correcto funcionamiento de los sistemas, equipos y componentes de la planta, para ello la central nuclear de Trillo, en su artículo nos proporciona una visión de cómo se controlan y ejecutan los requisitos de vigilancia y pruebas periódicas.
La gestión de la reactividad es una de las garan- tías fundamentales para la seguridad nuclear y está relacionada con la filosofía de la operación y con las directrices que se aplican para contro- lar todas las situaciones que afectan a la reacti- vidad. En el artículo relacionado con la central nuclear de Vandellós II, se detalla el desarrollo del IFGR para la consolidación de la adecuada gestión de la reactividad en todas las activida- des, asegurando que la reactividad en el núcleo y en el combustible nuclear almacenado es vigi- lada y controlada de acuerdo con el diseño del combustible y con sus límites operativos.
En el último de los artículos Tecnatom da una visión de cómo ciertas aplicaciones digitales contribuyen a la operación segura y eficiente de las centrales nucleares, mejorando el conoci- miento del estado de la planta, y de sus activos, aportando al operador una mejor conciencia si- tuacional, ayudándole en la toma de decisiones y reduciendo la probabilidad de error. Adicio- nalmente estas soluciones proporcionan bene- ficios en la gestión administrativa, permitiendo optimizar procesos y mejorar la eficiencia en la operación.
Además, en este número se incluye un artículo de opinión a cargo del llamado “@OperadorNu- clear” que está realizando una intensa tarea de divulgación sobre tecnología nuclear a través de Twitter y que es ampliamente seguida.
Como colofón de la revista, publicamos un am- plio resumen de la Asamblea General de la SNE.
COMITÉ DE REDACCIÓN DE LA REVISTA
OPERACIÓN
introducción



















































































   5   6   7   8   9